Saltar al contenido

¿Qué va a pasar con la minería de Ethereum?

febrero 7, 2022
¿Qué va a pasar con la minería de Ethereum?

La minería de Ethereum está condenada si esto sucede

La minería de Ethereum hizo cada vez más dinero en el transcurso de 2020 y principios de 2021, con ganancias que efectivamente se duplicaron en un solo mes. Durante la minería de criptomonedas, un ordenador intenta resolver complicados rompecabezas lógicos para verificar las transacciones en la blockchain. Cuando este proceso se completa, el minero recibe criptodivisas como recompensa por el bloque. La corriente subyacente es que las máquinas con más potencia de cálculo -o hashrate- probablemente resuelvan más puzles y, por tanto, minen más criptodivisas. Que un minero pueda ganar dinero con esto depende de varios costes, como el consumo de electricidad durante este proceso, las tasas de transacción o si el hardware utilizado es eficiente o no.

Qué pasará con el minado de la GPU después de Ethereum 2.0

La red Ethereum está preparada para implementar una actualización llamada Arrow Glacier el 9 de diciembre de 2021. Una de las principales consecuencias de esta actualización es que retrasará la aparición de la llamada «bomba de dificultad» -que obstaculizaría o detendría la minería de su criptomoneda Ether (ETH)- hasta junio de 2022.

«Después de la transición, la ‘bomba’ ya no existirá en la red», según Tim Beiko, coordinador de los desarrolladores del protocolo de Ethereum. Más concretamente, los desarrolladores de Ethereum están trabajando en la creación de Ethereum 2.0, o ETH2, que cambiará su modelo subyacente de «prueba de trabajo» a «prueba de participación».

En el actual modelo de prueba de trabajo utilizado por Ethereum, los mineros deben resolver complejos problemas matemáticos o rompecabezas para validar las transacciones. Una de las principales críticas a este modelo se centra en su impacto medioambiental negativo, ya que supone un gran consumo de energía informática y, por tanto, de electricidad. La «bomba de la dificultad» era un aumento exponencial previsto en el grado de dificultad para resolver estos problemas.

La minería de ETH va a la baja lo que viene

La minería de Ethereum hizo cada vez más dinero en el transcurso de 2020 y principios de 2021, con ganancias que efectivamente se duplicaron en un solo mes. Durante la minería de criptodivisas, un ordenador intenta resolver complicados rompecabezas lógicos para verificar las transacciones en la blockchain. Cuando este proceso se completa, el minero recibe criptodivisas como recompensa por el bloque. La corriente subyacente es que las máquinas con más potencia de cálculo -o hashrate- probablemente resuelvan más puzles y, por tanto, minen más criptodivisas. Que un minero pueda ganar dinero con esto depende de varios costes, como el consumo de electricidad durante este proceso, las tasas de transacción o si el hardware utilizado es eficiente o no.

¿Qué va a pasar con la minería de GPU después de Ethereum?

La fusión de POS de Ethereum se retrasa hasta junio de 2022, los suministros de GPU seguirán siendo limitadosETH 2.0 coming soon TM. (Fuente de la imagen: CoinTelegraph)El equipo de desarrollo de Ethereum planeaba inicialmente activar la bomba de dificultad este diciembre, pero las versiones de los clientes aún no están listas para la fusión de POS, por lo que se creó una nueva propuesta de mejora de Ethereum para retrasar las cosas hasta junio de 2022. Esto puede repercutir en el suministro de GPU, ya que los mineros probablemente seguirán acaparando tarjetas hasta finales de 2022.Bogdan Solca, 27/10/2021 …

El cambio climático es una de las principales preocupaciones en estos momentos y estamos viendo un gran cambio hacia los coches eléctricos y las fuentes renovables de energía verde. Esto también se refleja en la transición de proof-of-work (POW) hacia proof-of-stake (POS) para ciertas criptomonedas. Mientras que Bitcoin seguirá siendo POW, Ethereum tiene previsto adoptar el consenso POS, pero la transición no está siendo demasiado sencilla. Se suponía que el hard fork de Londres iniciado en agosto iba a iniciar un aumento gradual de la dificultad de minado que esencialmente reduciría el control que los mineros de GPU tienen sobre la red y tangencialmente aliviaría la presión sobre la demanda de GPU. Desgraciadamente, la locura de la NFT provocó un enorme auge en el consumo de energía en el lado de la minería, a pesar de que las recompensas de minería ya están disminuyendo. Además, la «bomba de dificultad» que se suponía que iba a producirse este diciembre, se ha retrasado hasta junio de 2022 o incluso más allá.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad