Saltar al contenido

¿Cuáles son todas las criptomonedas que existen?

febrero 7, 2022
¿Cuáles son todas las criptomonedas que existen?

La próxima criptodivisa que explotará en 2021

Bitcoin no sólo ha marcado la tendencia, dando paso a una ola de criptodivisas construidas sobre una red descentralizada entre pares, sino que también se ha convertido en el estándar de facto para las criptodivisas, inspirando una legión cada vez mayor de seguidores y empresas derivadas.

Antes de examinar más de cerca algunas de estas alternativas al Bitcoin (BTC), demos un paso atrás y examinemos brevemente lo que queremos decir con términos como criptodivisa y altcoin. Una criptodivisa, en sentido amplio, es dinero virtual o digital que adopta la forma de fichas o «monedas». Aunque algunas criptomonedas se han aventurado en el mundo físico con tarjetas de crédito u otros proyectos, la gran mayoría siguen siendo totalmente intangibles.

El «cripto» de las criptomonedas se refiere a la complicada criptografía que permite crear y procesar las monedas digitales y sus transacciones en sistemas descentralizados. Junto a esta importante característica «cripto» hay un compromiso común con la descentralización; las criptomonedas suelen ser desarrolladas como código por equipos que incorporan mecanismos de emisión (a menudo, aunque no siempre, mediante un proceso llamado minería) y otros controles.

Lista de criptodivisas

Desde su creación en 2009, Bitcoin (CRYPTO:BTC) se ha convertido en una moneda digital revolucionaria. Al permitir los pagos entre pares sin necesidad de un tercero como un banco, ha desencadenado una oleada de otras criptodivisas y activos digitales que utilizan la tecnología blockchain. Blockchain es un libro de contabilidad digital público en el que la información de cada transacción recibe un «hash» (o identidad) único y se añade al final del libro. El éxito de Bitcoin ha puesto a blockchain en el mapa y ha colocado su potencial para descentralizar y mejorar la economía digital en el camino hacia la disrupción del statu quo.

Lo primero es lo primero: conocer la diferencia entre una moneda y un token. Cuando se habla de criptomonedas, es posible que escuche los términos «moneda» y «token» con frecuencia. Aunque puedan parecer términos intercambiables, hay una diferencia y es importante tenerlos claros.

Una moneda digital se crea en su propia cadena de bloques y actúa de forma muy parecida al dinero tradicional. Puede utilizarse para almacenar valor y como medio de intercambio entre dos partes que hacen negocios entre sí. Algunos ejemplos de monedas son Bitcoin y Litecoin (CRYPTO:LTC).

El próximo boom de las criptomonedas

La criptodivisa es un dinero digital descentralizado que se basa en la tecnología blockchain. Quizá conozca las versiones más populares, Bitcoin y Ethereum, pero hay más de 5.000 criptodivisas diferentes en circulación.

Una criptodivisa es un medio de intercambio que es digital, cifrado y descentralizado. A diferencia del dólar estadounidense o el euro, no hay una autoridad central que gestione y mantenga el valor de una criptodivisa. En su lugar, estas tareas se distribuyen ampliamente entre los usuarios de una criptodivisa a través de Internet.

Se puede utilizar la criptomoneda para comprar bienes y servicios normales, aunque la mayoría de la gente invierte en criptomonedas como lo haría en otros activos, como acciones o metales preciosos. Aunque las criptodivisas son una clase de activos novedosa y emocionante, su compra puede ser arriesgada, ya que hay que investigar bastante para entender bien cómo funciona cada sistema.

Cryptocurrency deutsch

Existen miles de tipos diferentes de criptoactivos, o como usted los conoce, criptodivisas. Probablemente haya oído hablar de algunas: Bitcoin, Ripple, Litecoin y Ethereum se han mencionado recientemente en las noticias. Pero, ¿qué es exactamente?

Empecemos por desglosar la palabra «criptodivisa». La primera parte de la palabra, «cripto», significa «oculto» o «secreto», lo que refleja la tecnología segura que se utiliza para registrar quién posee qué y para realizar pagos entre usuarios.

Pero las criptomonedas no son como el dinero que llevamos encima. Existen electrónicamente y utilizan un sistema de pares. No hay un banco central ni un gobierno que gestione el sistema o intervenga si algo va mal.

A algunas personas les resulta atractivo porque creen que tienen más control sobre sus fondos, pero en realidad existen riesgos importantes. Al no haber bancos ni una autoridad central que le proteja, si le roban sus fondos, nadie se hace responsable de ayudarle a recuperar su dinero.

Algunas criptomonedas han subido de valor, pero muchas han bajado considerablemente. Como muestra el siguiente gráfico, son extremadamente impredecibles. Incluso si las comparas con otros activos inestables como el petróleo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad